Saltar al contenido

¿Por que mi gato huele mal? Las razones y Soluciones faciles!

Te estas preguntando por que tu gato de repente ha empezado a oler mal? Puede haber diversas razones por las que nuestro gato empiece a oler de forma desagradable. 

Antes de hablar de soluciones, te explico las posibles razones por las que el olor de nuestro felino ha cambiado.

Un leve olor en gatos es muy normal. Al igual que las personas, los gatos huelen de forma característica, pero si nuestro gato empieza a desprender un olor muy desagradable debemos averiguar de dónde proviene. 

Una respuesta sencilla es que nuestro gato ha estado durante un plazo prolongado en un sitio que huele mal. El pelaje de nuestras mascotas suele ser una superficie muy absorbente, por lo que es de lo más común que se lleven a pasear esos olores que tanto nos desagradan. 

Si no es el caso de tu mascota, sigue leyendo para poder llegar a la razón del olor!

Puede ser que sólo huela una parte específica del cuerpo del gato o que desprenda un aroma hediondo en su totalidad.

De dónde viene el mal olor del gato?

Primero debemos de averiguar de dónde viene el mal olor de nuestra mascota. Para ello primeramente vamos a analizar diferentes partes del cuerpo de nuestro gato y encontrar la fuente.

El pelaje del gato huele mal

Si el pelaje de nuestro gato huele mal puede haber dos explicaciones, una causa exterior y una otra proveniente del gato mismo.

La razón exterior podría ser lo que mencioné un poco más arriba, y es que nuestro gato pasó un tiempo prolongado en un sitio muy maloliente y el aroma terminó impregnando su pelaje. 

Solución: Un buen baño con productos adecuados para gatos podría ayudar a quitar este mal olor.

Pero el mal olor del gato también puede provenir del felino mismo.

Los gatos se limpian continuamente a lo largo del día, pero si por razón de una enfermedad no se ve con fuerza para hacerlo empezará a oler mal después de un tiempo. 

Cuidado! El mal olor no es un signo seguro de una enfermedad! Para ello hacen falta más síntomas, como por ejemplo falta de fuerza para limpiarse. (Aunque un veterinario sera el adecuado para valorar el estado del gato)

Si vemos que nuestro gato está más débil de lo normal debemos prestarle mucha atención y ver si tenemos que llevarlo al veterinario para que se le haga un chequeo a nuestro gato.

Otra posibilidad es que el mal olor este relacionado con parásitos o con una herida escondida debajo del pelaje.

Por esta razón es recomendable hacerle a nuestro gato un chequeo en casa para ver si tiene alguna herida. 

Como ultimo tambien puede ser que el mal olor del pelaje provenga de la boca. Como he mencionado antes, los gatos pasan mucho tiempo limpiándose, y dado que el pelaje del gato absorbe olores, si nuestro gato huele mal de la boca, el pelaje lo absorberá.

La boca de mi gato huele muy mal

Echémosle un vistazo a la boca del gato, el mal olor proviene de ahí? 

Si la respuesta es un rotundo sí, recomiendo echar un vistazo profundo a la boca, dado que puede ser que la razón del mal olor provenga de trozos de comida que se le quedaron atascados al gato entre los dientes

En este caso, el mal olor del gato se debería pasar después de unos dias.

Otra razón puede ser que nuestro gato inundó su cabeza en una sustancia maloliente, aunque no cabe duda que el olor no solo vendría de la cavidad bucal del felino, sino de toda la cabeza.

La mejor solución sería limpiarle bien la cabeza al gato, pero con cuidado, que no se le meta nada en los ojos ni en la oreja (ni siquiera agua).

También debemos fijarnos en el tipo de olor que desprende la boca del gato, si el aroma se parece a un olor podrido podría indicarnos un problema dental que debe ser tratado.

Sobre todo los gatos pequeños a los que se les cae los dientes de leche, suelen sufrir del problema de una infección bucal.

Como último, si la cavidad bucal de nuestro gato huele a acetona, puede ser indicativo de que nuestra mascota padece diabetes, por lo que es recomendable visitar al veterinario para que haga las pruebas pertinentes si lo ve conveniente.

La herida de mi gato huele mal

El mal olor del gato también puede provenir de una herida, como ya he mencionado antes. 

Normalmente las heridas de los gatos se curan sin que en el proceso desprenden un aroma desagradable.

Pero si una herida empieza a oler mal suele ser indicativo de que se han acomodado bacterias en el sitio afectado, por lo que sea probable de que la herida esté infectada. 

Otro síntoma de una herida infectada es la de ver que la herida no se cierra bien, o dicho de otra manera, que la herida no se cubra de costra. 

sintomas de infeccion de una herida:

  • Mal olor
  • no cierra bien la herida
  • sale pus de la herida 
  • está hinchado

Cuando veamos estos síntomas en una herida tenemos que visitar a un veterinario para que nos ayude a curarla.

Otro tipo de olores que desprende mi gato

Otras preguntas muy frecuentes son relacionados con el tipo de olor que desprende el gato y son las siguientes.

Mi gato huele a orina

Cuando un gato huele mal, dicho aroma también puede oler a orina. 

También el olor de orina puede tener razones de diversa índole una de las cuales, por ejemplo, podría ser que el gato esté en celo y, por lo tanto, esté lista para reproducirse.

En el celo, los gatos sueltan el olor a orina para atraer a posibles contrapartes para reproducirse.

Si te interesa saber mas sobre el celo en los gatos (mas informacion o soluciones) pasate por mi guia definitiva! Estoy seguro que encontraras lo que buscas.

Si en cambio el gato huele a orina y no parece estar en celo, puede ser indicativo de una enfermedad. 

En estos casos debemos prestar atención a los sitios de descanso del gato, para ver si ha orinado en su cama, o en algún sitio en el que normalmente descansa. 

El que un gato orine en su cama no es una conducta normal del gato, teniendo en cuenta que hacen lo posible para mantener su higiene. 

Por ello el que se haya orinado en su cama es indicativo de falta de fuerza o problemas renales, por lo que es recomendable en estos casos visitar a un veterinario para que nos dé su opinión.

Como último, el olor a orina puede ser indicativo de problemas de los riñones, pero esto solo lo podrá averiguar nuestro veterinario.

Mi gato huele a heces

El olor a heces puede, como en todos los casos anteriores, ser causado por una multitud de razones.

Nuestro gato por ejemplo podría haberse restregado en el césped, donde, por casualidad, otro animal ha depositado sus necesidades.

Aunque tengo que decir que la probabilidad de esta ocurrencia, aunque sea posible, es bastante improbable, dado que los gatos son animales muy limpios.

También puede haberse manchado al hacer sus necesidades en el arenero, sea solo en una pata, o tal vez se haya tropezado y caído justamente en una hez (los gatos también pueden tener un mal dia con mucha mala suerte 🙂 )

Otra posibilidad es la de que el olor a heces sea indicativo de una enfermedad del tracto digestivo, como pueden serlo:

  • la diarrea
  • infección de las glándulas anales
  • Infección de parásitos

En estos casos debemos prestarle atención al arenero del gato para ver si tiene diarrea o si va demasiadas veces a hacer sus necesidades.

Como en todos los casos de posibles enfermedades, también en este caso recomiendo una visita al veterinario si existe la sospecha de un malestar del animal.

Gases

Por cierto! También puede ser que el mal olor del gato venga de los gases que tenga nuestro peludo! 

Los gases pueden provenir de:

Conclusión

El mal olor de nuestros gatos puede tener muchísimas razones y provenir de diferentes sitios, lo importante es que analizemos detenidamente el olor para averiguar su procedencia.

En el caso de que dudes de una enfermedad, es importante que vayas a visitar a un veterinario para poder analizar al gato y averiguar cuál es el trasfondo.

Estas leyendo: ¿Por que mi gato huele mal? Las razones y Soluciones faciles!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad