Saltar al contenido

Gato Común Europeo

Gato Común Europeo

El común europeo es un gato independiente y testarudo. Se le considera un gato equilibrado y no tiene un fuerte deseo de libertad, aunque defienda su territorio de una forma muy fuerte contra intrusos. El carácter del gato común europeo es tan variado como los animales mismos: hay gatos tiernos y especímenes muy peleadores. Si es posible darle la posibilidad a esta raza de gatos de salir de casa, será aconsejable darle la posibilidad de al menos salir a una terraza (obviamente esta terraza debería estar asegurada para que nuestro gato no se haga daño.

gato común europeo

Cuidados

El pelaje corto y denso del gato común europeo no necesita cuidados especiales. Sin embargo, con un cepillado regular, se puede ayudar a la mascota. Sobre todo, habrá que hacer énfasis en el peinado del gato cuando mude el pelaje. Para personas que trabajan es recomendable tener al menos dos gatos. En lo que respecta a enfermedades, el común europeo es robusto y poco susceptible en comparación con otras razas de gatos como el “gato de patas cortas”. Aunque una revisión regular para detectar parásitos es recomendable.

Historia

Las raíces del gato común europeo y sus razas hermanas provienen de Egipto. Allí, se tuvo una adoración divina hacia los gatos, porque estos gatos ágiles mantenían a los ratones bajo control, lo que ayudaba mucho a la hora de prevenir enfermedades y a salvaguardar el bienestar de las granjas. Los científicos suponen que los gatos importados se mezclaron con gatos monteses nativos. En la Edad Media, sin embargo, la imagen del gato se convirtió en un símbolo del más. Desde el compañero de la bruja hasta la mascota mas querida del siglo XX fue un viaje largo y difícil para el gato a menudo incomprendido. En la década de 1980, los criadores, principalmente en los países escandinavos, intentaron establecer un estándar y refinar la raza. Así es como surgió el gato Común europeo de pelo corto.

Características especiales del Gato Común Europeo

Ciertas variantes de color, como el Point Chocolate, pueden indicar que no se trata de un Gato Común europeo de raza, sino que más bien será mezcla. Sin embargo, no esto no implica un cambio del carácter adorable de los mismos.

Raza: Gato Común Europeo

Origen: Europa

Tamaño: 80 a 100 centímetros de longitud de cabeza a cola

Peso: macho de 4 a 6 Kilos, Hembra de 5 a 7 kilos

Físico: Pecho fuerte musculoso y ancho

Forma de la cabeza: cabeza mas redondeada que el gato doméstico, cara grande, nariz medianamente larga y orejas redondeadas

Ojos: redondos y muy separados; se permiten todos los colores de los ojos y diseños sin cruzamiento de otras razas

Aseo: no requieren medidas especiales

Carácter: Amigable, equilibrado y confiado

Adoptar un Gato