Saltar al contenido

¿Los gatos extrañan a sus dueños? Como es la mente gatuna?

Los gatos son animales difíciles de entender, si somos honestos. Tienen la fama de ser mascotas que no desarrollan apego por sus dueños, pero recientes estudios han sacado a la luz datos muy sorprendentes. 

Entonces, ¿extrañan los gatos a sus dueños cuando no están?

Según la investigación de la Universidad de Oregon, los gatos sienten inseguridad una vez pierden de vista a sus dueños, pues llegan a considerarnos sus padres. Los gatos muestran signos de ansiedad ante la ausencia de las personas con las que conviven y se presentan incluso destructivos. 

¿Cómo ven los gatos a sus dueños?

Este estudio de Oregon reveló que los gatos consideran a sus “dueños” sus padres y que regulan el tono de su maullido y su comportamiento en pos de conseguir lo que quieren. 

¿Los gatos extrañan a sus dueños? Como es la mente gatuna?

Se puede decir que de alguna manera saben muy bien cómo manipularnos para lograr aquello que necesitan, y para ello utilizan diferentes técnicas. 

En el estudio que he mencionado antes, se realizó un experimento en el que en una primera etapa situaban a los gatos con sus respectivos dueños en una habitación. Pasados unos minutos, el dueño se retiraba y se observaba la conducta del felino. 

Los resultados revelaban que los gatos al no tener a sus dueños cerca presentaban signos de ansiedad. 

Estos comportamientos se compararon con los que se producían al separar a los gatitos bebés de sus mamás, y resultaron ser prácticamente iguales. 

¿Se enfadan los gatos con nosotros?

El mismo estudio reveló que una vez volvían los dueños junto a sus gatos, se presentaban varias actitudes por parte de los animales. 

Por una parte, el 60% de los meninos se comportaba de forma cariñosa cuando volvía a ver a su dueño. Pero curiosamente el 40% restante tomaba distancia y se mostraba con actitud enfadada. 

El comportamiento enojado se puede explicar en base a dos razones sencillas:

  • El gato sigue estresado tras la ausencia del dueño.
  • El gato está enfadado con su dueño y quiere que se sepa. 
¿Los gatos extrañan a sus dueños? Como es la mente gatuna?

Los gatos enfadados con sus dueños muestran estas actitudes:

  • Ignoran al dueño. Este es un síntoma común de los celos, que explico más adelante. 
  • Gruñidos
  • Desplaza las orejas hacia atrás.
  • Muestra los dientes.
  • Bufa.

¿Son los gatos celosos?

Como he dicho ya, son animales muy complicados y en base a mi experiencia personal puedo afirmar que los gatos sienten celos. 

Lo puedo resumir con la anécdota de Lina. Lina es una gatita a la cual adoptamos junto a su hermano Morgan. Morgan era un gato muy tranquilo y cariñoso. Se dejaba dar todos los mimitos que quisieras, al contrario que Lina, que necesitaba su espacio y los acercamientos mínimos. 

Tristemente, cuando ya llevaban un año en casa, Morgan sufrió un accidente y ya no está con nosotros. Cuando esto ocurrió, Lina se convirtió en la protagonista y empezó a acercarse y pedir más atención. Nosotros encantados se la dimos y la convertimos en la  princesa de la casa. 

A los dos meses se presentó la oportunidad de adoptar a una gatita bebé y así llegó Mimo a nuestras vidas. 

¿Los gatos extrañan a sus dueños? Como es la mente gatuna?

Al principio Lina se presentó muy enfadada ante nosotros y no quería saber nada del nuevo bebé. Nos apartaba la mirada y se largaba muy digna de la habitación. 

Pero pronto se dio cuenta de que Mimo, irónicamente, no era una gata que requiriese de muchos mimos y lo único que quería era jugar. De esta forma, todas las atenciones caían sobre Lina y seguía siendo la protagonista. Ahora se pasa el día cuidando de Mimo y jugando con ella. 

Pues hace poco, encontramos abandonado a un gato macho bastante joven que nos seguía por la calle. Decidimos darle una oportunidad y traerlo a casa. Se llama Moisés. 

La diferencia entre Moisés y Mimo es que Moisés es un gato que se parece mucho a Morgan. Es tranquilo y quiere atención todo el tiempo. Se pasa el día pidiendo caricias y haciendo el papel de adorable. 

Lina no le soporta. No lo quiere cerca, tiene la sensación de que le está pisando el territorio. Ya llevan bastantes meses de convivencia y Lina sigue mostrando desprecio hacia Moisés y enfado hacia las personas en casa.

En conclusión, los gatos son animales que llegan a sentir mucho apego por las personas con las que conviven, al contrario de lo que dictan los dichos populares. Cuando tienen miedo ante la posibilidad de perder algo que consideran suyo, muestran estos síntomas:

  • Abandona las habitaciones donde está la persona que “considera suya”. 
  • Se oculta de esta persona. 
  • Retira la mirada de manera “digna”.
  • Puede dejar de comer.
  • Ensucia las habitaciones tirando su cuenco de comida. 
  • HACE SUS NECESIDADES FUERA DE LA CAJA DE ARENA A PROPÓSITO. 
  • Se vuelve arisco e incluso agresivo. 
  • Desprecia y rechaza aquello de lo que siente celos. 
  • Ensucia el suelo arrojando la arena fuera de la caja. 

Los gatos pueden sentir celos por cualquier otro animal, por los bebés o por humanos adultos. 

Aunque estos comportamientos pueden teñirse de un aire cómico, lo cierto es que si el gato empieza a presentar estas actitudes es porque realmente está dolido. Lo mejor es repartir los mimos entre todos por igual y no olvidarse de nadie, por muy excitante que sea la novedad. 

¿Los gatos olvidan a sus dueños?

Lo cierto es que los gatos tienen una gran memoria. Sus recuerdos más vívidos están estrechamente relacionados con sus sentidos de la vista, olfato y oído. Estos sentidos son los más desarrollados en esta especie. 

Los gatos recuerdan a sus dueños, al igual que a todas las personas y resto de animales que han conocido. 

La memoria de los gatos

Es impresionante descubrir que la memoria a corto plazo de un gato es de entre 2 y 3 años. Si la comparamos con la de un perro, 16 horas, nos damos cuenta de el potencial que tienen los felinos a la hora de aprender. 

¿Los gatos extrañan a sus dueños? Como es la mente gatuna?

La memoria a largo plazo de los gatos se ha demostrado que está estrechamente relacionada con un estímulo sensorial muy fuerte. Es decir, que si una persona alimenta al gato, le proporciona cariño, juego y paz, es muy posible que esa persona se quede registrada en la memoria del gato hasta el final de sus días. 

¿Saben los gatos volver a casa?

Si un gato se ha escapado de casa, no se puede decir con seguridad que volverá. Lo que sí que puedo decir es que tiene una gran inteligencia y unos sentidos muy desarrollados para poder identificar el entorno y orientarse. 

Por desgracia esto no significa que todos los gatos sepan volver a casa. A pesar de tener una gran memoria, el miedo y los estímulos estresantes de una calle en la ciudad, por ejemplo, pueden provocar que el gato no sea capaz de recorrer sus pisadas y volver a casa.

Pero por lo general no es en absoluto disparatado pensar que un gato sabe el camino de vuelta para volver a casa. Esto se debe a su gran memoria que le permite elaborar mapas complejos y orientarse en situaciones normales que no le estresen. 

Las rutinas

La memoria de los gatos les permite también guardar en la cabecita las rutinas de los seres que conviven con ellos. 

Después de un tiempo, los gatos saben a qué hora te levantas, a qué hora le vas a dar su ración de comida, a que hora vas a sentarte en el sofá a ver la televisión… Y toda esta información les sirve para adaptar su rutina a la tuya y poder estar lo más cómodo posible. 

¿Las mamás gato extrañan a sus gatitos?

Es natural que las gatas madres se comporten de una manera extraña tras haberle retirado a sus gatitos bebé. 

Pero, ¿realmente extraña a sus crías?

Es posible que las gatas madres echen de menos a sus crías una vez retiradas, pero este comportamiento también se puede confundir con un nuevo celo. 

Si son retiradas en el momento adecuado, las gatas no recuerdan ni se entristecen ante la falta de sus crías.

Los gatos suelen tener un nuevo ciclo de celo cada dos semanas, y durante este, la gata llora y llama a los gatos machos mientras pasea y busca por la casa. 

Es posible que una vez retiradas las crías, la gata hembra entre de nuevo en el ciclo de celo y se comporte de esta manera. 

¿Los gatos extrañan a sus dueños? Como es la mente gatuna?

Pero eso no quiere decir que no pueda echar de menos a sus gatos. De hecho existe la posibilidad que la madre se entristezca si los gatitos bebés se le han quitado demasiado pronto y los buscará por toda la casa maullando. 

Por ello es importante no quitarle a las crías antes de las 8 semanas de edad. Ese es el tiempo mínimo que han de estar junto a su madre. Separar a los bebés demasiado pronto puede ser perjudicial para ambos. 

Los bebés son destetados dentro de las 10 a 12 semanas de edad, por lo tanto ese es el momento óptimo para separarlos de su madre si es necesario. 

A partir de ese momento puede incluso que la madre se intente alejar de sus crías, pues quiere que empiecen a ser independientes. No es raro ver a las madres retirarse y bufar a los jóvenes gatitos a estas alturas. 

Si los gatitos se retiran en esta etapa, no existirá ningún problema para la madre, pues el vínculo se ha debilitado y los intenta empujar hacia la independencia. 

¿Los gatitos echan de menos a sus hermanos?

Los gatos sienten apego por las personas y por el resto de animales con los que conviven. 

Si esa convivencia es prolongada, lo cierto es que si se separa al gato de un hermano con el que lleva mucho tiempo, o muere, se puede esperar una actitud triste. 

Como he dicho antes, los gatos tienen una memoria increíble, y son animales muy sociables en realidad. 

Si por desgracia tu gato pierde a un amigo o hermano, lo mejor es buscarle compañía pronto.

Si no tienes la capacidad de abrirle tus puertas a un nuevo gatito, asegúrate de dedicarle mucha atención al felino que se queda en casa. Distraerle con juegos, caricias y atención es algo que le puede ayudar a superar esa pérdida. 

Cuando Morgan murió, Lina estaba muy triste y buscaba nuestra cercanía constantemente porque se sentía muy sola.

¿Los gatos extrañan a sus dueños? Como es la mente gatuna?

Puede parecer que no, pero los gatos son  animales muy emocionales y pueden sentir tristeza. 

Los gatos bebés (de muy muy poca edad) no echan de menos a sus hermanos cuando son separados porque no los recuerdan. Pero sí extrañan el entorno de calor de su madre y hermanos que le proporcionaba seguridad. Por ello hay que procurar poner a su disposición esas circunstancias para que no lo pasen mal. 

Síntomas de un gato triste

La muerte de su compañero de juegos, la separación de las personas o animales con los que convive o la falta de atención suficiente, pueden desembocar en un sentimiento de tristeza en un gato. 

(Pasate por mi articulo reciente, donde te explico que puedes hacer para que tu gato deje de estar triste o agresivo)

En realidad hay muchas razones por las que un gato se puede sentir afligido, por ello es importante saber identificar su ánimo, la razón y aprender a solucionarlo.

Esta es una lista de síntomas que te ayudarán a saber si tu gato se siente triste:

  • No come o come menos de lo que solía hacerlo.
  • Se retira y se esconde más de lo habitual. 
  • Pasa más horas durmiendo que de costumbre.
  • Intenta estar solo todo el tiempo. 
  • Pierde el interés por el juego. 
  • Hace sus necesidades fuera de la caja de arena. 
  • El pelo pierde el brillo.
  • Está más sucio porque ya no se limpia. 
  • Ante el contacto puede reaccionar de forma agresiva. 
  • No se acerca a las personas o animales con los que convive. 

Las razones por las que el gato puede estar triste son muchas, pero aquí te expongo las más comunes.

  • Si acabas de adoptar al gato, es posible que haya sido víctima de malos tratos.
  • El gato ha sido abandonado. 
  • Cambio de hoga.
  • Cambio de familia. 
  • No recibe suficiente atención.
  • Ha desaparecido un integrante de su familia (humano o animal).
  • Celos.
  • Enfermedad. 

Si el comportamiento del gato no cesa a los pocos días, recomiendo encarecidamente llevar al gato al veterinario, pues podemos encontrarnos ante la situación en la que el gato muestra síntomas de tristeza pero en realidad está enfermo. Si se le resta importancia a este hecho podría tener un desenlace fatal. 

¿Los gatos extrañan a sus dueños? Como es la mente gatuna?

La conclusión de este post, es que en contradicción a las creencias populares, los gatos son realmente unos animales sociales y emocionales. Sienten cariño por aquellos seres con los que conviven y sufren cuando desaparecen o dejan de prestarles la atención que ellos creen merecer. 

Si tienes un gatito, acuérdate de dedicarle tiempo y cariño. Si no dispones de todo el tiempo que te gustaría para estar con él, lo mejor sería adoptar a otro para que se hagan compañía, jueguen y aprendan el uno del otro. 

Estas leyendo: ¿Los gatos extrañan a sus dueños? Como es la mente gatuna?