Saltar al contenido

¿Que pasa si baño a mi gato?

Cuando tuve a un perro como mascota, me era muy común bañarlo con frecuencia.

Pero cuando adopté a mi primer gatito me pregunté si a estos también hay que bañarlos con frecuencia.

Aunque se pueda bañar a los gatos como norma general, no es necesario dada la rutina de limpieza que tienen los felinos. Ellos se limpian diariamente. Pero habrá ocasiones en las que será necesario darle un baño al gato, las cuales son casos de impedimento del gatito de limpiarse por razón de una lesión, o porque están muy sucios. 

Pero cuando es necesario bañar a un gato? Que tengo que tener en cuenta? y sobretodo, como baño al gato de una forma efectiva?

Aquí te contaré todo esto y más!

¿Porque normalmente no es necesario bañar a un gato?

Los gatos son animales muy limpios y rara vez se llegan a ensuciar mucho. 

Esta es la razón por la que el cuidado de los gatos difiere del cuidado de los perros.

Los gatos se limpian muchas veces al día. De hecho, es una de sus actividades principales.

Los gatos utilizan su lengua para llevar a cabo esta tarea, aunque no solo se limpian utilizando su lengua áspera, sino que también quitan con ella el pelo muerto de su pelaje.

La lengua de los gatos es tan efectiva a la hora de limpiar que hasta la utilizan para “desplumar” o “depilar” a sus presas, dependiendo del tipo de animal que hayan cazado.

Los gatos utilizan su lengua para llevar a cabo esta tarea, aunque no solo se limpian utilizando su lengua áspera, sino que también quitan con ella el pelo muerto de su pelaje.

Esto explica que la lengua de los gatos funciona muy bien como “trapo” para mantener limpio el pelaje de:

  • pelos sueltos
  • La suciedad
  • E incluso parásitos, las cuales consiguen quitar con facilidad del pelaje

Si quieres saber más sobre la lengua de los gatos, pásate por éste artículo. Te sorprenderá de lo útil que es para los gatos.

¿Cuando será necesario bañar a mi gato?

Hay ocasiones en los que no podremos evitar bañar a nuestro gato, aunque a éste no le guste demasiado.

Por razón de una lesión que impida al gato mantenerse limpio 

Si el gato padece una lesión, la cual le impide limpiarse, tendremos que ayudarle a asearle.

Muchos dicen que no es recomendable bañar a un gato, que si hay que bañarlo, lo mejor que podemos hacer es pillar un trapo húmedo e intentar limpiar al gato con ello. 

La otra parte dice que no hay ningún problema a la hora de bañar a un gato. 

Mi opinión es que depende de dos factores, el primero de ellos es si el gato padece algún tipo de anomalía haga que un baño le haga daño.

Si el gato padece de un problema de piel atópica, por ejemplo, es recomendable no bañar al gato, dado que la piel del gato puede llegar a tener reacciones que causan dolor o picor en la piel.

Por ello, para descartar que el gato padezca cualquier anomalía que pueda causar problemas a la hora de tomar un baño, es recomendable hablarlo antes con un veterinario.

Si el gato padece de un problema de piel atópica, por ejemplo, es recomendable no bañar al gato, dado que la piel del gato puede llegar a tener reacciones que causan dolor o picor en la piel.

El segundo punto, e igual de importante, es el del carácter del gato. 

Casi todos los gatos van a sufrir cuando le obligamos a bañarse, odian el agua.

Pero habrá gatos que reaccionan mucho mejor que otros.

En el caso de tener a un gato que reaccione muy muy mal al hecho de tener que bañarse, puede llegar a ser mejor no hacerlo, dado que lo último que queremos hacer es estresar demasiado a nuestra mascota.

 Si el gato está demasiado sucio

Si el gato, por ejemplo, ha estado fuera de casa y, a la vuelta a llegado encubierto de barro y suciedad que nos e consigue quitar, también puede ser una buena idea bañar al gato.

Así podemos evitarle el malestar y estrés de limpiarse durante horas y no conseguir quitarse toda la suciedad.

Si el gato, por ejemplo, ha estado fuera de casa y, a la vuelta a llegado encubierto de barro y suciedad que nos e consigue quitar, también puede ser una buena idea bañar al gato.

Obviamente solo siempre que el gato no padezca de un estrés traumático a la hora de bañarse o que no pueda por problemas de salud.

¿Como bañar a mi gato?

Lo mejor es hacerlo de forma rápida pero tranquila.

Los gatos odian el agua, generalmente se ponen muy nerviosos cuando notan que su dueño les va a bañar.

Sin embargo, como ya se mencionó anteriormente, son animales extremadamente limpios, dado que dedican a limpiarse durante 2 o 3 horas al día

Los gatos odian el agua, generalmente se ponen muy nerviosos cuando notan que su dueño les va a bañar.

Prepara el baño antes de meter al gato

un baño suele ser muy estresante para los gatos y solo debería ocurrir en casos necesarios.

Lo que haremos será meter un poco de agua en la bañera (no mucho), cuya temperatura será tibia.

Mientras tanto dejamos al alcance todos los materiales que nos van a hacer falta, como champú especializado para gatos, toalla y tal vez un cepillo.

Meter al gato en la bañera

Cuando todo esté listo vamos a proceder a ir a por el gato para meterlo en la bañera. 

Tenemos que hacerlo de la forma más tranquila posible, no debemos estresar al gato.

Limpiar al gato

Una vez el gato esté dentro de la bañera, pillamos agua con la mano con la que no estemos sujetando al gato para echarla lentamente al gato, en forma de caricias.

Una vez esté lo suficientemente mojado, le echaremos el champú, con cuidado que no se meta en las orejas ni en los ojos o nariz.

Cuando terminemos de echarle el champú se lo quitaremos de la misma forma en la que hemos mojado al gato.

Una vez se haya ido todo el champú secaremos al gato.

Para que el gato no nos odie después, le daremos una chuche muy grande.

Si después tienes tiempo, desinfectante todos los rasguños que tengas.

Cuando bañes a tu gato, ten en cuenta lo siguiente:

  • Retira las cosas de la habitación a las que el gato podría aferrarse.
  • Cierra las ventanas para evitar corrientes de aire.
  • Ten el champú (de gato) y una toalla listos.
  • Al principio, vierte solo una pequeña cantidad de agua en la bañera.
  • Cierra la puerta del baño
  • La temperatura del agua no debe superar los 35 grados

Usa champús especiales para gatos

Ten cuidado al bañar al gato para que no entre agua en los oídos, la nariz y los ojos.

Si deseas utilizar un poco de champú, asegúrate de elegir un champú especial para gatos.

Los productos de cuidado personal para los humanos son absolutamente inadecuados para nuestros felinos. Pueden conducir a un aumento de la deshidratación de la piel y desencadenar alergias en los gatos.

Los productos de cuidado personal para los humanos son absolutamente inadecuados para nuestros felinos. Pueden conducir a un aumento de la deshidratación de la piel y desencadenar alergias en los gatos.

Después de bañar al gatito, debemos secarlo de forma inmediata para que no se resfríe.

Yo utilizo un champú para mis gatos que me ha recomendado mi veterinario, aquí te dejo un link de amazon para que le puedas echar un vistazo y comprarlo si te gusta.

En los gatos, el agua llega rápidamente a la piel y el pelaje lo absorbe por completo.

Un secador de pelo acelera dicho proceso (siempre que el gato no le tenga miedo a la máquina ni al ruido).

Acostumbrar al gato a bañarse – A que edad puedo bañar a mi gato

Si quieres acostumbrar a tu gato a bañarlo, tiene sentido comenzar temprano con este proceso.

Los gatos jóvenes son curiosos y con un poco más de ganas de experimentar.

La experiencia temprana con la humedad puede hacer que los baños necesarios sean un poco más fáciles para los gatos y humanos.

Puedes comenzar tan pronto como el gato haya formado completamente sus dientes.

Los expertos aconsejan que los gatos no se bañen mas de cinco o seis veces al año.

La experiencia temprana con la humedad puede hacer que los baños necesarios sean un poco más fáciles para los gatos y humanos.

Un gato doméstico puro no debe bañarse más de dos o tres veces al año, de modo que conserve la capa protectora natural del pelaje.

Excepciones a estas reglas son los baños con el fin de eliminar parásitos existentes en el pelaje y piel de los gatos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad