Saltar al contenido

Mi gato no come

Mi gato no come

Si el gato no come, se debe encontrar la causa lo más rápido posible, de lo contrario, solo la visita al veterinario podrá ayudar.

mi gato no come

¿Por qué mi gato no come?

Ayer todo estuvo bien y hoy el gato de repente ya no come. Tarde o temprano, todos los dueños de gatos se enfrentarán a esta situación. Si la condición general del gato es buena, se puede esperar hasta 24 horas (hablando de que es un gato adulto el que no come), para ver si la situación mejora en ese día.

Afortunadamente, ese es a menudo el caso. En caso de un pequeño malestar estomacal, el gato instintivamente decide que es mejor para el/ella para que el gato pueda curarse. Esto alivia el sistema digestivo del gato. Al día siguiente, vuelve a comer, pero poco, lo cual también es normal. ¡Pero no puedes confiar en eso! Siempre se debe cuestionar un rechazo de alimento, especialmente si no ocurre por primera vez.

Por un lado, podría ser un síntoma de una enfermedad con necesidad de tratamiento médico, y por el otro lado, los dueños vivimos mas tranquilos si sabemos que le pasa a nuestro gato.

No come debido a que el gato tiene problemas dentales

Si un gato come demasiado poco, vale la pena echarle un vistazo a la dentadura del felino, porque la probabilidad de que la causa sean problemas dentales es alta. Esto sobre todo puede afectar a los gatos ancianos debido a la falta de dientes (sobre todo con alimento seco) tendrá cada vez mas problemas para masticar, pero incluso los gatos bebes pueden tener problemas dentales.

Los gatos bebes pierden entre el cuarto y sexto mes sus dientes de leche, lo que nosotros como dueños normalmente no notamos. Si hay problemas para comer durante este tiempo, hay una alta probabilidad de que los problemas dentales del gato sean la razón. A nuestro gato le dolerá al masticar e incluso las encías pueden estar inflamadas.

Dependiendo de la gravedad del problema se deberá acudir a un veterinario. Esto también se aplica a los gatos adultos si un vistazo a la boca muestra que tiene mucho sarro. Podría provocar una gingivitis dolorosa y, a menudo, significará que el gato casi deja de comer del todo.

Estrés como causa del rechazo del alimento

Las causas físicas no siempre son la razón por la cual nuestro gato deja de comer.

También puede haber razones psicológicas: ¿hay que preguntarse que puede haber cambiado en las últimas semanas, tal vez adoptaste un segundo gato? ¿O acabas de mudarte?

Además, un nuevo miembro familiar (ósea un bebe) puede ser la causa, así como la perdida de un dueño o alguien que vivía en el hogar.

Algo puede haber cambiado en su rutina diaria: ¿el dueño tiene que trabajar más, esta menos en casa y ahora pasa mucho menos tiempo con el gatito tal vez?

Estas y otras razones pueden desequilibrar a nuestro gato y, en ultima instancia, provocar que nuestro gato deje de comer o lo haga significativamente menos.

No en vano se dice que los gatos son muy sensibles.

Cambios en la casa / piso

A veces son pequeñas cosas que pueden hacer que un gato deje de comer. La razón puede ser, por ejemplo, un nuevo detergente, que nuestro felino no aguanta oler.

Además, haber cambiado de sitio el comedero del felino podría causarle un disgusto, al igual que un comedero nuevo.

Quizás dicho comedero sea mas pequeño, mas grande, mas alto, mas plano o ya no es tan resbaladizo como el anterior.

Los gatos pueden molestarse si el tazón es demasiado pequeño o demasiado alto y, por culpa de ello, los bigotes chocan con el borde.

También hay que tener en cuenta que los gatos odian tener el comedero al lado del arenero, lo cual deberá colocarse en otra habitación y limpiarse regularmente, de lo contrario el gato dejará de tener apetito.

gato siamés

¿Tal vez pueda ser culpa de la comida?

Se sabe que los gatos son muy especialitos, por ello no se puede descartar que el desencadenante de que el gato no quiera comer sea la comida en sí.

Como causa, por ejemplo, podría ser un cambio de dieta.

Un cambio de dieta no debería hacerse sin razón alguna, y si fuera necesaria, será un proceso mas largo de lo que pensamos, hay que ir acostumbrando al gato poco a poco a la nueva comida, mezclándolo con la comida anterior.

El gato también podría estar sufriendo una intolerancia alimenticia.

Esto puede o no estar relacionado con un cambio de dieta o de sabor.

También puede ocurrir si no se han realizado cambios en la dieta del gato.

Los gatos son mascotas que les encanta la rutina, por ello no se debería cambiar la dieta a no ser que sea necesario.

Pero, sobre todo, el gato debe recibir comida gatuna de alta calidad, que le proporcione todos los nutrientes importantes.

También es importante moderar la dosis de chuches que le damos a nuestra mascota, porque de lo contrario podría ser ésta la razón principal por la cual el gato no come.

El gato está enfermo

Si, a pesar de la intensa investigación, ninguna de las razones mencionadas anteriormente es la culpable, debe considerarse que el gato esta enfermo.

Aquí solo el veterinario podrá ayudarnos, quien deberá examinar al animal a fondo, ya que muchas enfermedades provocan el síntoma de que el gato deje de comer.

En cuestión están problemas con el intestino, la tiroides, el hígado, el páncreas y el estómago.

La insuficiencia renal crónica también puede ser la razón.

Además, hay que tener en mente de que la perdida de apetito pueda deberse a una operación, vacuna o medicamento que el gato tenga que tomar, como antibióticos.

En este caso, deberemos informar a nuestro veterinario.

Consejo: ¡Si bien no es necesario ir inmediatamente al veterinario en gatos adultos que por lo demás se comporte como siempre, desaconsejamos esperar demasiado tiempo!

Sobre todo cuando se produce diarrea o vómitos.

Posibles causas

  • La comida es vieja: especialmente hablando de alimentos húmedos tendremos que ver si estos alimentos son frescos, si no, la probabilidad de que el gato no coma es alta. También los alimentos frescos que no coma inmediatamente no deberían estar al aire libre.
  • Comida en mal estado: El alimento puede que este en mal estado y por ello el gato no lo toca. Normalmente esto viene acompañado con olores fuertes.
  • Comida inusual: los gatos pueden reaccionar con nauseas a alimentos nuevos
  • Consistencia de la comida: ¿Puede que el producto que compres tiene una nueva receta?

Adoptar un Gato