Saltar al contenido

¿Como darle una pastilla a un gato? 4 Trucos infalibles!

Las primeras veces que tuve que darle una pastilla a uno de mis dos gatos fueron una pesadilla, durante horas hacia todo lo posible para conseguir que el gato se trague la medicación, sin éxito.

Después de tanta tortura empecé a utilizar diversas estrategias que funcionaban, éstas son las que te quiero presentar en éste artículo.

¿Como darle una pastilla a mi gato? La respuesta rápida es la que más veces me ayudó a que mi gato lo tragara. Para ello hace falta tener un bote de malta. Pulverizamos la pastilla y la mezclamos con la malta, un líquido pegajoso que le encanta a los gatos y que se lo comerán sin darse cuenta que están tomando la medicación.

Hay que tener en cuenta que siempre habrá pastillas que no se puedan pulverizar, por ello es importante preguntar siempre antes al veterinario si con la medicación prescrita se puede hacer.

Y si este metodo no me ayuda? O si no tengo malta para gatos y no se puede pulverizar la pastilla? Quedate y te doy los otros tres métodos infalibles para que tu gato tome las pastillas.

La conducta al tomar medicamentos

Los gatos tienen un fuerte sentido del humor, literalmente pueden oler el miedo o la tensión. Por esta razón, es absolutamente importante que estés completamente relajado o relajada.

Nuestros gatos odian tener que comer cosas que no les gustan o que se les dan bajo coacción.

Tienes que ir con la mentalidad muy normal, como si fuera algo rutinario, la misma mentalidad que tienes al cepillarte los dientes cada dia, dado que si vas nervioso a intentar que ingiera el gato la pastilla, literalmente habrás perdido, dado que el gato notara tu nerviosismo e intentara escapar como sea.

El objetivo es conseguir que tengas la misma relajación y carisma con la pastilla que si fueras a simplemente acariciar a tu gato. 

Los diferentes métodos para darle una pastilla a un gato

Hay varias maneras diferentes de obtener el resultado querido. El método más adecuado depende del caracter de tu felino. Algunos procedimientos se pueden combinar maravillosamente. 

1. Método de ocultación

Todos los alimentos que le encanta a tu gato y que tengan un olor fuerte son ideales para ocultar las pastillas. Salchichas de hígado, Carne de vacuno picada, etc. Es muy importante que tenga un olor fuerte dado que así obtendremos el resultado que buscamos (que nuestro gato no tenga la posibilidad de oler la pastilla). 

Este método es perfecto para cuando las pastillas que tengamos que administrarles a nuestros gatos no tengan un sabor muy propio.

2. Método de la mezcla

Las pastillas sin sabor propio demasiado fuerte también pueden ser pulverizadas con la parte trasera de una cuchara y mezcladas en comida húmeda para gatos.

Una vez en la comida húmeda habrá que mezclarlo bien para que esté repartido, dado que tenemos que tener cuidado que no se centre demasiado polvo en una parte pequeña de la comida. (El polvo suele tener un sabor más amargo).

Antes de pulverizar una pastilla siempre hay que preguntar al Veterinario si se puede hacer con la medicación prescrita, hay pastillas con las que no se puede hacer

!Tengo que advertir que hay pastillas que no se pueden pulverizar! Por ello será recomendable preguntar al veterinario si se puede pulverizar la pastilla antes de hacerlo. (por ejemplo, las pastillas para la tiroides no puede pulverizarse).

3. El método de la crema

Las pastillas pulverizadas se pueden mezclar con una sustancia deliciosa, pero pegajosa, por ejemplo la malta para gatos. Una vez mezclado, lo que haremos será mancharle el bigote un poquito (o las patas). 

Así conseguiremos que nuestro gato empieza a limpiarse y poco a poco el gato tomará el polvo de la pastilla. Esto es un buen truco dado que los gatos son de los animales más limpios que existen! 

Si tenemos un gato con un carácter muy fuerte, que les moleste demasiado que les manches, piensatelo, no vaya a ser que tengas que salir corriendo.

Aunque también aquí hay que tener cuidado, dado que depende del carácter del gato, habrá felinos que no les moleste demasiado que le manches su pelaje, pero para otros será casi como una violación y tendrás que salir corriendo.  

4. Método directo

Si tu estas muy relajado y tu gato también, durmiendo por la casa, toma la pastilla entre el pulgar y el índice y acércate de la misma manera en la que te acercarias si fueras a acariciarla. 

Acariciala, tal vez susurrale de forma suave para que no se altere. En esta situación totalmente relajada, coloca el dedo índice y el pulgar por encima de la cabeza del gato y úsalos para abrir lentamente la boca del gato. 

Una vez abierto mete la pastilla para que caiga en su cavidad bucal.

El metodo directo es, sin duda el metodo más complicado de todos, hay que estar muy relajados y tener paciencia.

Aunque por experiencia propia y por muchas personas que me han contado sus experiencias puedo asegurar que pocos gatos dejan hacerse esto.

Aqui te dejo un video explicativo del procedimiento: (os recomiendo mucho verlo, dado que se este procedimiento se explica mejor con imágenes que con texto! 🙂 

La relajación es la clave (aunque tampoco garantiza el éxito)

Si logras estar realmente relajado acerca de la administración de pastillas a tu gato, entonces uno o más de estos cuatro métodos es el adecuado para ambos. El requisito previo realmente es tu actitud. 

Por supuesto, el gato en cuestión no debe ser un gato salvaje, dado que complicaría mucho la situación.

Para los gatos que se enfadan rápidamente, lo mejor sería utilizar una toalla para envolver sus patas y dejar su cabeza libre, de esta forma garantizamos que no nos pueda hacer daño.

El tema de la toalla también se explica en el video que os he dejado arriba de “Animalur”. 

Cada situación tensa, o pelea con tu gato lleva a un estrés innecesario para los dos. Y especialmente el estrés debe evitarse en gatos enfermos ya que desencadena un retraso en el proceso de curación del felino.

Te interesa saber cual es la mejor comida para gatos? Aqui he encontrado los alimentos mas sanos, para que nuestros gatos vivan con mejor calidad, entra en el link para enterarte!

Los gatos que se ven obligados a hacer algo que no quieren o que los asustan desarrollan una fuerza y habilidades físicas inimaginables. La mayoría de las veces, una o dos personas no son suficientes para obligar al gato a tomar la medicación.

Para evitar este ciclo y estar preparado para una emergencia, tiene sentido practicar tomar pastillas con tu gato con frecuencia. Crea un ritual lúdico con estos ejercicios y luego siempre premia a tu gato con exuberantes premios, cariños o golosinas.

Tenemos que evitar situaciones tensas o peleas con nuestras mascotas, dado que hay que evitar el estrés especialmente en gatos enfermos porque puede desencadenar un retraso en el proceso de curación.

Lo mismo ocurre con las gotas para los ojos o los oídos. Los gatos son muy rutinarios y odian lo novedoso, por lo que si los acostumbramos a tiempo, no volveremos a tener problemas a la hora de medicarlos.

Recomiendo que aun así preguntes a tu veterinario sobre sus consejos para la ingesta de medicaciones en gatos. Además, siempre merece la pena preguntar al veterinario si el mismo medicamento también está disponible en forma de pasta o gotas.

!Y que no se olvide preguntar al veterinario si podéis pulverizar las pastillas o no!

Conclusión

Darle pastillas a nuestros gatos no es una tarea facil. Creo que todos los que tenemos gatos en casa lo sabemos.

Pero no importa lo dificil que sea darle la medicación a nuestro felino, no podemos enfadarnos con ellos.

Tenemos que tener en cuenta que los gatos tienen un carácter mucho más autónomo que, por ejemplo, un perro.

Los animales utilizan el olor y el sabor de las cosas para averiguar si deben o no comer lo que tienen delante. Gracias a ello han podido sobrevivir mejor en la vida salvaje.

Asímismo estos animales funcionan con sabores y olores, esta función apoya a su instinto a decidir si se debe comer algo o no, así evitan en la vida salvaje ingerir productos envenenados o generalmente prejudiciales.

Si vemos que da igual lo que hagamos, no conseguimos que nuestro gato tome la pastilla será mejor ir al veterinario a que lo haga por nosotros.

Puede que el veterinario, gracias a su larga experiencia con los gatos tenga otras estrátegias que puedan ayudarte a que tome la siguiente dosis de la medicación.

Como último, quiero darte el consejo de preguntar al veterinario si existe la misma medicación en forma liquida en vez de en forma de pastilla.

Un jarabe es mucho más fácil de dar a un gato que una pastilla. Un consejo rapido con el jarábe seria utilizar una jeringa (sin aguja) y meterlo lentamente en la boca de forma que el gato se vea obligado a tragarlo.

Pero de eso ya hablaré en otro articulo!

Que tengo que tener en cuenta a la hora de darle una pastilla a mi gato

En primer lugar hay que entender que a los gatos les encanta la rutina, y odian que les obliguen a hacer algo que no quieren.

Por ello, si no ha sido entrenado para que ingiera pastillas, lo mejor seria hacerlo de una forma indirecta, por ejemplo escondiendolo en una comida con un olor muy fuerte (pero que le guste al gato) para que el olor esconda el olor de la pastilla.

Como puedo darle una pastilla a mi gato

Por ejemplo, puedes pulverizar la pastilla (Hay que tener cuidado porque hay pastillas que no pueden pulverizarse) y mezclarlo bien en la comida humeda del gato!

Pero todo siempre depende del caracter del gato.

Que puedo hacer a largo plazo para no volver a tener el mismo problema

Yo recomiendo entrenar a tu gato a que tome las pastillas, Puedes entrenarle diariamente premiandole cada vez que lo tome.

Asi conseguiremos dos cosas, en primer lugar, que nuestro gato se acostumbre a situaciones parecidas, y en segundo lugar, nuestro gato sabra que si toma la medicacion, recibira una recompensa.

Estas leyendo: ¿Como darle una pastilla a un gato? 4 Trucos infalibles!